Borges y Cortázar, según ellos mismos

viernes, 19 de diciembre de 2008

Para los ni argentinos ni filólogos ni aficionados como usted con mano en el hombro de Montoya, Hector Yánover era además de un poeta, un librero de cuando los libreros eran otra cosa y guardaban, bajo llave de tinta indeleble, vínculo estrecho con todos los lectores y escritores que tenían el azar o la fortuna de tratar con los libros que él vendía. Hasta el punto de que a alguno de los que escribían, no a todos porque su tiempo -el de Yánover- era escaso, les grabó un disco, no, no a todos pero sí a los más insignes, pero sí a Borges y a Cortázar, a Cortázar y a Borges.


El Zar dedica su disco a relatos, a qué si no el maestro, a qué si no, si no tenía otra cosa. Pero ni falta, ni falta. Se arranca con una introducción que deja bien a las claras que el carisma de su pluma guarda mucho de la tradición de la boca. Luego se suelta y refrenda con Torito, como si fuese él mismo, como si Justo Suárez el Torito de Mataderos en su cama, improvisando y digiriendo sus recuerdos, abandonado y enfermo ya de tuberculosis. Es relativamente largo, che, pero esa demostración de lunfardo lo merece, el play y el replay tres veces.

Palabras preliminares:

                     

Torito:

                     


A Borges, millones de veces más poeta y ya ciego, le da por un camino más de verso, con alguna que otra prosa lírica. Hay que perdonar la frialdad de los cortes en la grabación a los que obliga el dictado, para así poder apreciar la candidez de la voz siempre generosa del maestro de la literatura y la ironía. De las veintiséis porciones que suman la grabación escojo estas cuatro porque me parecen más de Borges, aunque quizás sean más del otro:

Límites:
                     

Milonga de dos hermanos:

                     

Milonga de Jacinto Chiclana:

                     

Borges y yo:
                     

5 garabatos:

Mary is Love dijo...

Me gustan, los disfruto en la lectura, no había tenido el gusto de escucharles.
Debo confesar que tengo preferencia por Cortazar, me he apropiado de el en alguna ocasión, suelo inclinar la cabeza y pensar en cada cosa que escribio...

Gracias por la bienvenida, un abrazo.

MonikaMDQ dijo...

Muy buenos los dos, cada uno para leer según el estado. Cortázar para los momentos mas lánguidos y Borges para filosofar (a mi criterio, claro)
Gracias por los audios, geniales e inigualables
besote!

AnaBosch dijo...

literatura
de oro
:)

Spanishled dijo...

Borges, qué gran hombre. Te has portado subiendo esa foto, hay otras que llevan estrepitósamente a la carcajada.

Me alegró verte el sábado. A ver si suben la foto que nos hicieron en el Private, quiero hacer un especial de Navidad en mi blog con fotos curiosas.

Sol dijo...

Llegamos a extremos.
Julio Cortazar de principio a fin.

Publicar un comentario