Sobre todo esto

domingo, 8 de junio de 2008


Necesito escribir. Y poco a poco he ido desarrollando la necesidad de ser leído. Esa es la misión de este blog, que a través del medio de comunicación a distancia más perfecto creado por el hombre mis palabras puedan llegar lo más lejos posible.

Soy muy vanidoso, así que agradezco cualquier tipo de apoyo que queráis hacerme llegar. Ya sea a través de vuestros comentarios, de vuestras críticas, de una comunicación más directa o de la difusión del contenido, siempre respetando los derechos de autor. Todo el contenido de este blog está protegido por las leyes de propiedad intelectual (le tengo mucho cariño a lo que escribo, lo siento), salvo el diseño, licenciado bajo Creative Commons.

No me considero un poeta. Me parece incluso una palabra graciosa, como del siglo pasado. Pero me encanta escribir versos. Y me haría mucha ilusión que alguien al leerlos pudiese considerar que son dignos de su recuerdo. También quiero escribir otras cosas, y a través de esta herramienta, a modo de taller, lo iré intentando. Mientras me esfuerzo por ganarme un pedazo de vuestro tiempo.

El título del blog hace referencia a un capítulo de Rayuela, de Julio Cortázar. El libro que de alguna forma me hizo dejar de leer para empezar a querer escribir. Os dejo una pequeña adaptación, a modo de cita como introducción al resto del blog. Muchas gracias por visitarme:

Total parcial: Te quiero

...Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mi, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames, me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un sólo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero...

...Así viven muchos amigos míos, sin hablar de un tío y un primo, convencidos del amor-que-sienten-por-sus-esposas. De la palabra a los actos, che; en general sin verba no hay res. Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al vesre. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto...

...y sobrevino un diálogo memorable, absolutamente recubierto de malentendidos, de desajustes que se resolvían en vagos silencios, hasta que las manos empezaron a tallar, era dulce acariciarse las manos mirándose y sonriendo, encendíamos los Gauloises el uno en el pucho del otro, nos frotábamos los ojos, estábamos tan de acuerdo en todo que era una vergüenza, todo estaba ahí sin nombre y sin historia. Al despedirnos éramos como dos chicos que se han hecho estrepitosamente amigos en una fiesta de cumpleaños y se siguen mirando mientras los padres los tiran de la mano y los arrastran, y es un dolor dulce y una esperanza...

Total general: Te amo

2 garabatos:

Kate dijo...

Comencé enredandome poco a poco en tu mundo desconocido. Como lo dije antes, sin querer. Llegué, llegaste. Aqui doy por finalizada mi lectura, pues las prisiones diarias de un mundo estricto me llaman a cumplir trabajos universitarios, más no dejaré de leerte. Suelo endulzarme mucho con los textos que tocan mi corazón. Ya es muy tarde aquí. Mi lugar secreto a estas horas empieza a despegar. Es necesario que yo despierte.

Un beso.

kyara_athena dijo...

Nas!!

Por azares del destino, y como suele suceder mucho en éste medio, llegué aquí, a éste, uno de tantos rincones de la web sin querer pero feliz de que haya sucedido.

Lo poco que he leido me ha gustado, y tienes razòn, todo el que escribe no puede evitar volverse vanidoso. Pero no veo en la vanidad un defecto, sino una característica necesaria, al menos cuando se trata de escribir y ser leido.

Perdona si desvarío, pero ésa es mi característica básica...xD

Espero leerte pronto, hasta entonces...

Publicar un comentario