solicito refugio a la grandilocuencia

viernes, 29 de enero de 2010

hace unos cuantos días que me decidí cansado
de teorizar sobre dios, el amor, la muerte...

desde entonces no he querido verte más allá
de tu foto del messenger en la que no me atrevo
a clickear porque habiendo abandonado
tales abstracciones (tan concurridas como
vacías en los labios)

no podría evitar decirte que dios,
quiero follarte hasta matarte,
que tienes un tacto idéntico
a una herida de bala
cuando no te toco

3 garabatos:

ŁıĐįĄ ßãŌ dijo...

Dios! yo me follaría este poema (pero estoy a dieta). Creo.

Att: atea.

Chema dijo...

este poema se acabará cuando te corras

pero tu corazón es crónico

destruye

Lilith dijo...

Eres bueno.

Publicar un comentario