Mi yo publicitario

lunes, 17 de noviembre de 2008

La única y miserable vía de escape para mi creatividad el tiempo que estuve sin escribir fue hacerme fotos a mi mismo (sí, exacto, levantando la cámara con la mano izquierda mientras miraba al infinito con cara de tener algún tipo de síndrome indefinible) y transformarlas en intentos de anuncio de revista.

Lo sé, lo sé... son bastante lamentables, sugieren algún tipo de carencia afectiva... y sin embargo me encantan. Debo ser uno de esos desvergonzados practicantes de la egolatría, pero así habló Zaratustra: "Ámate a ti mismo, así te amarán también los demás":








5 garabatos:

maria dijo...

jajajajajajajajajajajaja

ya había visto esto antes vía tuenti!!=) te falta en la que sales de cirujano!!

Eres bueno con el PhotoShop (o el programa que utilices)
saludos!!xD

histrionismoilustrado dijo...

La egolatría no es más que el afecto y respeto a tu imagen y por consiguiente a tu cuerpo. Toda persona debería de ser ególatra. No eres penoso, eres un tío listo que mantiene da una buena imagen de cara a la sociedad. Eso es lo que vende hoy día. Estoy contigo. Hay gente que confunde postureo con egolatría. Esa gente definitivamente no lee a Nietzsche. ;-)

No te desanimes, vente un día a jugar conmigo al rugby, se pasa bien.
Buen trabajo con el Paint.

ŁıĐįĄ ßãŌ dijo...

Por qué le das protagonismo a la mano zurda? con lo bien que se agarra con las 2. Otra perspectiva del autoamor.

Chema dijo...

Ya sabes, ese encanto de la zurda... que no sientes como tuya pero está en tu cuerpo...

Lilith dijo...

Me encanta la de Durex. Eso habría que probarlo.

Publicar un comentario