En la boca, no más lejos

jueves, 28 de agosto de 2008

Un beso bien dado nunca es un beso inocente, es un beso que empuja a más, a seguir besando, a respirar saliva viviendo en el interior de una boca.

Es siempre un beso culpable, un asesino de barreras, un despiadado ligabocas, un acuchilla-dudas, que deja siempre una herida, aunque no gotee la sangre.

Un buen beso nunca muere, se queda a vivir para siempre, no solo en un mero recuerdo, sino en el margen de los labios, casi rozando con la lengua, acariciando los dientes.

Y muchos otros besos se dan para rememorar ese desatasca-pasiones, ese expropia-corazones, ese intruso miserable que a través de la garganta se cuela para robar voluntades.

4 garabatos:

La Sandiego dijo...

Veo que alguien me comprende.
http://portal10021.wordpress.com/2008/08/26/erase-una-vez/

Saludos

Lilith dijo...

Esto es una maravilla.

Besos.

Tristancio dijo...

"Un buen beso nunca muere". Es esperanzadora esta frase, pues así, un solo beso basta, en caso que después haya sequia de besos.

(Dan ganas de (volver) a besar).

Saludos.-

Kate dijo...

Un beso no se pierde, perdura en la distancia. Un beso deseado exageradamente por dos corazones que, aunque no se tocan,transmiten sensaciones. Un beso, ayayay, un beso. Dulces colores, adorables olores, deliciosos sabores. Un beso puede ser mucho más de lo que uno espera. Más aún el primer beso.

Dan ganas de besar...

Publicar un comentario