Dos semanas de capítulo 93

domingo, 22 de junio de 2008

Bueno, han pasado dos semanas desde que este blog largó marras para empezar su singladura. Y sin ánimo de hacer una entrada muy extensa, me gustaría compartir mis impresiones.

Por el camino de estos catorce días he aprendido muchas cosas. Para empezar, los rudimentos del HTML, que al principio era un misterio para mí bastante mareante. Pero sobre todo que hay mucha gente con un mundo en el corazón y un cielo en la cabeza que a menudo deja escapar un pequeño grito en unos sitios que tienden a apellidarse blogspot o worpress. Antes sólo conocía y frecuentaba blogs muy concurridos con la estúpida creencia de que allí era donde estaba la información de calidad. Pero me equivocaba. Prefiero los pequeñas tiendas de sentimientos que las grandes superficies de palabras asépticas. Otra comunicación es posible. Gracias por dármelo a entender.

También he aprendido que una visita es una satisfacción y un comentario un regalo. Por eso me gustaría agradeceros a todos vuestra atención. El que me hayáis hecho un hueco en vuestra rutina. Gracias al Capitán 100 Pipers, que siempre ha leído mis poemas aconsejándome tratar temas menos marikitas; a Pacuxo, que me dió la idea de empezar con un blog propio; a Lilith, que siempre estuvo ahí desde el principio; a mis compañeros de Mexadas duns Gaiteiros, en especial a L02 y sus críticas; a la Sandiego, que dejó el primer comentario no heredado en el blog; a Taun, que me invitó a Cabaré Voltaire, donde empezaré en un futuro cercano a colaborar y gracias en general a todos los que habéis alguna vez comentado en el blog, de veras, muchísimas gracias. Pero gracias también a todos los que han pasado por aquí sin hacer ruido, pero dejando un sabor imperceptible que sin embargo se queda. En total, 340 visitas y 550 páginas vistas, desde aquí La Coruña, pero también desde Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Sevilla, Pamplona, Ávila, Buenos Aires, Vicente López, México D.F., Tijuana, Dallas, La Victoria, Caracas o Wadgassen por nombrar algunos de los puntitos más grandes del mapa. Nunca pensé que nadie fuese a visitarme desde un iPod, pero ha sucedido 15 veces. En suma uno se siente en contacto con el mundo desde aquí. Y eso es otro motivo de agradecimiento que sumar a la lista.



No sé como seguirá todo esto. No sé lo que cambiará. Pero el agradecimiento que guardo para todos los que hacéis que este blog no sea un simple estanque de soledad, permanecerá inmutable hasta que escriba la última palabra. Salvo posibles desbordamientos ;)

Un abrazo o un beso, a discreción, para todos vosotros!

4 garabatos:

Taun dijo...

Gracias a tí, que no paras un segundo, escribiendo, comentando, reflexionando, regalandonos con los manjares de los que mas necesidad necesita nuestra sesera.

¡Tu blog es mucho mas joven de lo que yo esperaba!¡Solo dos semanas!

Yo le había echado 16 o 17.

La Sandiego dijo...

No sabía que eras tan joven. Ya me contarás como computas todos esos datos.

Y de gracias nada, que no haya sinsabores.

Lilith dijo...

Hay hombres que escriben dos semanas y son buenos, pero los hay que escriben toda la vida, ésos son los imprescindibles. Sé imprescindible.

Besos.

Chema dijo...

Si, el blog es un poco joven. Pero marcha con ilusión.

Espero poder escribir toda la vida. Más por escribir mucho tiempo que porque mi vida sea corta :)

Y los datos son de Google analytics. Me gustan porque no parecen una hoja de excell. Y además dicen todo lo que necesitas saber, además de todo lo que no necesitas.

Un beso barra abrazo a los tres.

Publicar un comentario