Al fin me di cuenta

jueves, 17 de julio de 2008

Pasó bastante tiempo hasta que al fin me di cuenta...

Nunca estuve ocupado,
nunca realmente ocupado en lo que debería.
Siempre como cerrado,
hormigas en la espalda y comiendo polillas
para sentir ese algo
retratado en los versos de viejas poesías.
Que no eran las mías,
reafirmando lo mismo:
"logré siempre alcanzar aquello que yo quería"
y no fue suficiente.
Porque soy como antes: una simple y vieja colmena vacía.
La ambición fue la puerta de mi calabozo
y mi ego mi rey hasta la guillotina.
Pero no fue tan malo
no era tanto talento como yo pretendía


...demasiado tiempo, ya no hay ninguna duda que sirva.

Ninguna duda... un bonito epitafio armado de hipocresía.

(Un poco inspirado por las palabras finales de la película Blow a las que me refiero en el anterior post)

7 garabatos:

Beatriz Pimentel dijo...

Debo decirle que el final de 21 gramos, con voz en off y todo, probablemente en particular por esa voz en off, me parece uno de los finales mejor logrados del cine. Al menos a mí me lo pareció, no he visto Blow pero entre el fragmento, el texto de voz en off y su poema, tendré que echarle una ojeada.

Saludo y abrazo

tan versátil como acústica dijo...

creo que el peor miedo, respecto a lo que descubriremos sobre nuestro carácter, es que, al redactar el epitafio, descubramos eso, que no se tenía tanto talento...

taun dijo...

Yeah, baby.

Pura pomada para mi cerebro desgastado.

Laura Virtual dijo...

Que bien de vez en cuando hacer poesía con inspiración "externa" y salirse de lo que nos aqueja a nosotros...
Saludos,
Lau

. dijo...

Hola chema...
todo bien? lei tu comentario en mimaiz,gracias por el tiempo para leer

diamonsprincess dijo...

He visto los tres ejemplos de la voz en off. Me han encantado.
He de decir que la de 21 gramos me ha llenado mucho.
Bueno espero que te pases.
Un besazo

Chema dijo...

Hola, he vuelto!

Necesité un tiempo de replanteamiento personal y relajación general. Espero actualizar en las próximas horas.

Beatriz, Blow es una película mediocre que no pasa de entretenida, pero lo cierto es que ese final me dejó una sonrisa boba en la cara que duró varios minutos. Es poético sin ser rebuscado, algo muy difícil de encontrar.

Tan versátil como acústica, no creo que sea tan trágico. Es mucho mejor que descubrir que se nos quedamos cortos precisamente porque el miedo lo ha desplazado.

Taun, creo que más que pomada necesitas vaselina (intenta ser un halago, aunque no sé si se entiende).

Laura, el tema es que la inspiración externa se identifica con lo que nos aqueja ;)

Carla, prometo volver a menudo y dejar un comentario en tu próxima actualización.

Diamonsprincess, me pasaré enseguida. Me alegro mucho de que te gustasen. Un besazo.

Siento estas respuestas un tanto apresuradas y en fila india, pero de veras necesité desconectar un poco de todo.

Muchísimas gracias por vuestros comentarios.

Publicar un comentario